Los futuros del oro reanudaron el lunes la depreciación que registraban antes del largo fin de semana por el feriado del 4 de julio, presionados por una caída generalizada en los precios de los bienes básicos que comenzó durante la noche en negociaciones en Asia, dice Jon Nadler, analista senior de Kitco Bullion Dealers. El crudo para entrega en agosto caía 2,66 dólares/barril. Además, el índice del dólar subía 0,385 de punto a 80,767, lo que también tiende a presionar al oro. "Por el momento, las preocupaciones sobre una menor demanda de petróleo y cobre parecían mantener al complejo [de bienes básicos] confinado en bajos niveles, al igual que dentro de sus rangos recientes", dice Nadler. "El entusiasmo sobre el regreso a un ciclo de bonanza fue temperado bastante tras la apreciación de cerca de tres cuartos porcentuales del dólar frente a sus mayores rivales la semana pasada". El contrato del oro a agosto caía 8,40 a 922,60 dólares la onza, mientras que el contrato de la plata a septiembre perdía 34,3 centavos a 13,065 dólares.