Ha sido considerado el refugio por excelencia en los años más duros de la crisis. Y, aunque la situación a nivel macroeconómico no tiene pinta de mejorar, la “salvaguarda” que ha tenido el oro en los últimos ejercicios podría estar llegando a su final. ¿Burbuja o no burbuja? Lo cierto es que, a pesar de las dudas en torno a la sostenibilidad de su tendencia, ofrece mucho potencial. Tanto al alza, como a la baja.
Cotiza prácticamente en niveles de hace un año. Entre medias el oro ha llegado a tocar sus máximos. Pero ¿y ahora? El metal brillante ha actuado como activo refugio desde los últimos años de la crisis. Y para muestra un botón: en sólo cinco años, el metal consiguió más que doblar el precio de su cotización. Una evolución que comenzó a disparar las alarmas sobre la posible formación o no de burbuja en torno al metal brillante.

-demanda + dólar = cae el precio

Un activo que, desde el punto de vista fundamental, está fuertemente condicionado por la oferta y demanda “además de por la cotización del dólar, puesto que es su moneda base”, explica Ramón Morell, director de ETX Capital. En el primer factor, la ecuación es fácil. A más demanda, más se encarece el metal (siempre que la oferta se mantenga a niveles constantes). Pero ¿qué ocurre si la demanda se debilita? Los grandes países importadores de oro, como India “que consume aproximadamente el 25% de la producción mundial de oro, o China aparte del mundo occidental, están comenzando a ver consecuencias negativas en sus economías derivadas de la crisis en Europa, lo que provoca una caída en sus necesidades de oro para aplicaciones industriales (dentales, joyería, industria química) y en consecuencia, la reducción del precio del metal precioso”.

Es cierto que los países no compran pero sí lo hacen los bancos centrales, especialmente los de países emergentes asiáticos que siguen aumentando sus reservas de oro para diversificar. Es uno de los argumentos con los que Eduardo Bolinches, socio director de Bolsacash explica la tendencia alcista en la que está inmersa el metal pues “los bancos centrales están comprando al ritmo más alto desde hace casi un año”.

Posición especulativa en oro
En azul: posiciones netas no comerciales en oro. En rojo: precio del oro

Fuente: Deutsche Bank

Del último informe del FMI se desprende que si los bancos centrales continúan comprando a este ritmo “superarán las compras oficiales sin precedentes de 430 toneladas del año 2011”. Una teoría que avala el departamento de análisis de Deutsche Bank  que ven a los bancos centrales comprando a su mayor ritmo de los últimos años "reviviendo el precio del oro. Asia ees la región más importante desde el punto de vista de la diversificación de oro". Según sus estimaciones, un incremento del 0.1% de la reserva de oro en la región sería equivalente a incrementar la demanda agregada de oro en aproximadamente 100 toneladas.

Por otro lado, juega el comportamiento del dólar. Morell reconoce que la revalorización que ha tenido el dólar – moneda base – frente al resto de divisas puede presionar más a la baja el precio. Eso sí, con un poco de perspectiva “es reseñable el comportamiento que ha tenido el metal frente a la subida del Index Dollar y el resto de metales preciosos y mineras de oro – especialmente desde el año pasado – cuando comenzó a resquebrajarse Europa”.

Comparativa evolución  Oro/Plata/Platino y Paladio


David Galán, director de análisis de Bolsa General reconoce que “las fuertes subidas del oro durante el período 2008-2012 tienen más explicación desde el punto de vista especulativo y el carácter de activo refugio que por demanda real”. Avisaba de la subida “en el año 2009 con una clara formación hombro-cabeza-hombro invertido y que al final se acabó cumpliendo”, explica este experto.
 
Técnicamente…en zona de soporte

Fuera de motivos fundamentales, técnicamente el metal precioso se ha encontrado con zonas de soporte “entre los 1520-1530 dólares importantes. Una zona que funcionó como soporte en septiembre de 2011 y en diciembre de ese mismo año, y en varias ocasiones el pasado mes de mayo. Un nivel que, en caso de perder, podría provocar mayores descensos”. Primera zona de parada, los 1.445 puntos, explica Morell.



En caso de seguir abogando por las subidas, Galán reconoce que “en el corto plazo tiene resistencias en los 1631-1640 dólares por lo que hay que tener precaución pues presenta sucesión de máximos decrecientes”. A medio plazo, la resistencia está en los 1800 dólares “y por encima de este nivel todo apuntaría regreso a máximos de 2011 “en niveles por encima de los 1900 dólares e incluso niveles superiores”.

Estrategias a seguir

Con este panorama, los niveles -y por ende- las estrategias son claras. El experto de ETX Capital reconoce que lo ideal es tomar posiciones cortas en CFDs “con un stop loss de 30 puntos, lo que supone un máximo de 30 euros por contrato”. La operación más eficaz sería la para el intradía el operar sobre el GOLD Rolling Daily, con una horquilla de tan sólo un punto por cada punto decimal de movimiento del subyacente, cuyo valor se expresa como 15690.1. Si el precio subiera a 1569.9 para vender y hubiéramos comprado a 15690.1, la ganancia neta sería de 8 euros por contrato, cuya garantía es de 236 euros.



Para mantener la posición abierta para varios días o semanas, el instrumento más adecuado – prosigue Morell- es el futuro Gold AUG con vencimiento a 26 de julio “porque no tiene costes nocturnos de financiación, sólo se paga su horquilla”.

Si lo que quiere es aprovechar el lado largo, Roberto Moro, de Apta Negocios recomienda “esperar a que el metal alcance los 1540 dólares, que puede ser una buena zona de compra”. Eso sí, para asegurar a más largo plazo “recomendaría esperar la ruptura de los 1640 puntos, pues ahora está inmerso en la base de un triángulo rectángulo con objetivo en los 1700 dólares”.