Las marcas europeas de General Motors Corp. (GM) Opel y Saab podrían reducir en 7.600 empleos sus plantillas dentro del plan de reestructuración para recibir ayuda estatal y evitar la insolvencia, indicó el jueves una fuente cercana a la situación a Dow Jones Newswires. El periódico Rheinische Post informó el jueves que Opel podría suprimir 7.600 puestos de trabajo sólo en Alemania. El presidente de GM Europa, Carl-Peter Forster, dijo el miércoles en una entrevista con varios medios que Opel necesita reducir 3.500 empleos para compensar la caída de los ingresos. Señaló que Alemania tendría que ayudar a Opel con una cantidad de entre EUR2.000 millones y EUR3.000 millones en 2014 dentro de una cifra combinada de 3.300 millones de euros si los gobiernos de España, Reino Unido y Bélgica también participan en el rescate de todas las instalaciones de Opel.