El Gobierno de Angela Merkel proveerá a Opel, la división germana de la automotriz General Motors, con un crédito puente de 750 millones de euros, la mitad del total, mientras esperan la llegada de un inversor a largo plazo, según fuentes ministeriales. GM, que está vendiendo Opel a la espera de una probable bancarrota el 1 de junio, recibió ofertas por parte de Fiat, Magna International y RHJ International.