Las matriculaciones de vehículos nuevos de la firma automovilística Opel, propiedad del consorcio General Motors, en Alemania cerrarán 2009 en su nivel más alto de los últimos cuatro años, según informó hoy la compañía. Así, el volumen de ventas de la corporación automovilística en su mercado local se situará en 2009 en unas 339.000 unidades, lo que supondrá un incremento del 31% en comparación con las cifras de 2008 y servirá a la empresa para lograr una penetración comercial del 8,9% en el país.