El máximo responsable de Adam Opel, filial alemana de General Motors, indicó que el interés de varios posibles inversores es algo positivo porque fortalece la posición negociadora del grupo, pero la compañía no debe retrasar el proceso de venta.  "Necesitamos un acuerdo rápido", indicó Hans Demant en una carta a la plantilla fechada el 7 de julio y a la que tuvo acceso Dow Jones Newswires.  Demant indicó que se están celebrando conversaciones con Magna InternationaL, Ripplewood Holdings, Beijing Automotive Industry Holding y Fiat.