La lira cae hasta un 5% frente al dólar, mientras los inversores continuaban preocupados por las medidas de las autoridades turcas para retener la liquidez de la divisa del mercado de Londres. Este jueves los bancos turcos han empezado a dar liquidez y el tipo swap a días cae al 50% desde el 1.200% el día anterior. En la semana desciende al 50% desde el 295%.

La lira Turca y los bancos. Impacto en el BBVA.

El banco central turco tomó una serie de medidas para blindar a la lira turca esta semana, y según confirmaron desde el regulador este jueves se ha elevando su límite total de ventas de swaps en liras al 30% desde el 20% para las transacciones de swaps que no han vencido. Los expertos del Ibex 35 empiezan a mirar atentamente la posible reacción de las acciones del BBVA que en la media sesión de este jueves se deja más de un 1,80%, tras cerrar ayer en los 5,02 euros por acción.

Así lo relatan los analistas de Reuters Nevzat Devranoglu, Behiye Selin Tan er yDaren Butler, quienes recuerdan que previamente el límite subió al 20% desde el 10%  en un movimiento dirigido a aumentar las reservas de divisas del banco, que cayeron bruscamente en las dos primeras semanas de marzo.

Estas caídas han suscitado incómodas preguntas sobre la balanza de pagos de Turquía y su capacidad para refinanciar los préstamos extranjeros, así como sobre cómo y de quién buscaría reservas de emergencia si fuera necesario.

Lalira cayó hasta los 5,6465 frente al dólar, en comparación a los 5,33 del miércoles. El año pasado, cayó casi un 30% frente al dólar.

La firma turca Integral Yatirim cree que es probable que la volatilidad continue hasta las elecciones, lo que dificultaba la identificación de una dirección clara.

Según los datos de Refinitiv Eikon, este jueves, el tipo de cambio nocturno de Londres cayó hasta el 180%. El miércoles había subido hasta un 1.200% en lo que era una medida provisional para reforzar la lira. Esta cifra fue, con mucho, la más alta registrada, y los economistas dijeron que ese nivel ya no se basaba en el comercio real.

"Estos tipos son un gran obstáculo para los inversores extranjeros que buscan apostar contra la lira, para cubrir o cerrar posiciones. Por lo tanto, han vendido participaciones en acciones y bonos turcos que han sufrido una fuerte presión esta semana", explican los analistas de Reuters.

El costo de la deuda de Turquía subió, con el rendimiento del bono a 10 años de referencia subiendo del 18,21% del miércoles al 19,12%. Ha subido 2,5 puntos desde finales de la semana pasada.

 

 

El principal índice bursátil de Estambul, que se debilitó más del 12% en la semana hasta el cierre del miércoles, subió un 0,75% el jueves por la mañana.

El jefe de la asociación bancaria turca, en un comunicado a Reuters el miércoles, dijo que los tipos de cambio de la lira no estaban subiendo debido a que los bancos retenían liquidez de bancos extranjeros.

BBVA y su exposición a la lira turca

Hay que tener en cuenta que el BBVA posee el 49,8% del principal banco turco, el Garanti Bank, una inversión de cerca de 7.000 millones de euros realizada a lo largo de los últimos 6 años. Ahora, tras la caída de la cotización de Garanti Bank y la depreciación de la lira turca, su valor actual apenas ronda los 1.800 millones de euros, frente a los 4.400 que tiene reflejados el banco en su balance (0,39 euros por acción del BBVA por encima de su valor real).

La especialista en fundamentales del departamento de análisis de Estrategias de Inversión, María Mira, señalaba en la actualización de su informe del negocio tras los resultados del BBVA que "parece que el mercado descuenta ya la incertidumbre por su elevada presencia en países con tensiones geopolíticas. México y Turquía, país que atraviesa por un proceso de retroceso democrático y de libertades importantes. La fuerte depreciación de las divisas de estos dos países penaliza los resultados que el BBVA consolida en sus filiales locales" (ver más).