La Comisión Europea (CE) debe velar para que los países miembros retiren los programas de ayuda contra la crisis en cuanto se produzca la recuperación económica, según la OCDE, que considera crucial la preparación de planes claros y creíbles para sanear las finanzas públicas. Estas son algunas de las recomendaciones que se incluyen en el informe publicado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre la Unión Europea, en la que recuerda que la economía de los Veintisiete sufrirá este año un retroceso de alrededor del 4%, lo que constituye la peor recesión de la posguerra.