La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) redujo hoy su pronóstico de desarrollo para China entre un 6 y un 7%, por debajo del 8% que la tercera economía mundial se ha propuesto este año. Según anunció el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, en una rueda de prensa en Pekín, la reducción de su previsión de crecimiento para este año, que en noviembre era del 8%, se debe a la profundización de la crisis global.  "Frente al 13% (de 2007), bajar hasta un 6 o 7 es bastante importante como cambio, quizás el cambio más grande de China en un corto periodo de tiempo. Pero China es resistente", aseguró el secretario general. Ante la próxima cumbre del G20 en Londres el 2 de abril, en la que se espera que China aporte más, Gurría señaló que "China no es el salvador", pero que "si mantiene un crecimiento, ayudará al resto".