Las ayudas estatales a sectores como el del automóvil para afrontar la crisis económica "son ineficientes e injustas", afirmó hoy el economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Klaus Schmidt-Hebbel.

"El apoyo al sector financiero se justifica porque es sistémicamente importante", subrayó Schmidt-Hebbel en contraste con los programas de ayuda a otros sectores industriales, en una conferencia de prensa en París de presentación del informe anual de la OCDE "Objetivo crecimiento".

Consideró que un dispositivo de apoyo de un sector puede estar justificado en la actual situación de crisis en la medida en que dicho sector sea sistémico, es decir, que su derrumbe arrastraría al resto de la actividad económica.