El presidente de EE.UU., Barack Obama, planea reunirse el próximo viernes con los máximos ejecutivos de la banca, entre ellos los de JP Morgan Chase, Goldman Sachs y Citigroup, informó hoy The Wall Street Journal en su página web. Esta inusual reunión se producirá apenas unos días después de que el Departamento del Tesoro presentara esta semana su plan para comprar los activos "tóxicos" que lastran las cuentas de los bancos, por importe de hasta un billón de dólares. El presidente, según el diario, planea discutir con los banqueros los esfuerzos del Gobierno para sanear los balances de las entidades y restaurar su solvencia, por entender que es la mejor manera de que vuelvan a contar con liquidez para prestar dinero.