El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se mostró hoy "optimista" sobre las perspectivas económicas a largo plazo, aunque aseguró que para salir de la crisis se necesita "una acción concertada" en todo el mundo. En unas declaraciones a la prensa junto al secretario del Tesoro, Tim Geithner, Obama dejó claro que uno de los objetivos de la cumbre del G-20, que se celebrará el próximo dos de abril en Londres, será dar un nuevo impulso a la coordinación financiera internacional.