El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que su Gobierno no se entrometerá en las decisiones que adopte el consorcio automovilístico General Motors, en relación con las acciones que la compañía llevará a cabo con su plan de reorganización y con la reestructuración de sus operaciones en Europa.