Los futuros del oro repuntan un 1% al tiempo que el dólar se debilita (el euro sube hasta 1,3934 dólares) después de conocerse los datos de construcciones iniciales de vivienda y el índice de precios a la producción en EEUU. Los futuros de agosto suben 9,70 dólares hasta 937 dólares la onza.