El precio del petróleo alcanzó el lunes en Nueva York un nuevo récord, de 139,89 dólares el barril, pese a informaciones de que Arabia Saudí está dispuesta a aumentar su producción.