La agencia de calificación crediticia S&P ha rebajado el rating de deuda de Irlanda a largo plazo hasta A- desde A mientras fijaba en A-2 la deuda  a corto plazo, con perspectiva negativa.

La agencia de calificación S&P ha rebajado el rating de la deuda a largo de Irlanda a A- desde A y la nota de la deuda a corto a A-2 desde A-1, con perspectiva negativa.