Nueva Rumasa, propiedad de la familia Ruiz-Mateos, ha lanzado una nueva emisión de pagarés, con una rentabilidad anual del 10% y vencimiento a dos años y con la que pretende captar entre 60 y 70 millones de euros para financiar la compra de un "importantísimo" grupo de alimentación.