Las comunidades autónomas registrarán el año que viene, a causa de la crisis, una pérdida en sus ingresos del 13%, 20.000 millones de euros menos que no podrán ser compensados con las ganancias que supondrán el nuevo sistema de financiación autonómica, de 7.400 millones. Así lo asegura en un informe la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor´s, que advierte de que, después de las inversiones que hagan y debido a estos menores ingresos, las cuentas de las comunidades autónomas tendrán saldos negativos récord en 2010.