La inmobiliaria española Nozar ve muy improbable que la banca refinancie su deuda, con lo que aboga por pactar un plan de pagos con sus acreedores antes de ser declarada insolvente, con opciones como esperar 8 años para cobrar el 100% de las deudas o aceptar quitas de hasta el 85% para cobrar en un año.  En una carta remitida a sus acreedores con fecha 22 de junio, el consejero delegado del grupo, Juan Carlos Nozaleda, explica que Nozar está considerando ofrecer diferentes opciones de pago para que los acreedores puedan elegir las que consideren más favorables para sus intereses.  Entre ellas, ofrece pagar en un año desde la aprobación judicial del plan de pagos a quienes acepten una quita de entre el 80% y el 85% de las cantidades que Nozar les adeuda, con lo que recibirían así entre el 15% y el 20%.