Los administradores concursales de Nozar han presentado dos demandas contra Reyal Urbis y Colonial para anular dos operaciones efectuadas en 2008
Nozar tacha de perjudiciales estas operaciones y, con esta querella, pretende recuperar hasta 150 millones de euros.

En su informe sobre la situación patrimonial de Nozar, los administradores concursales revelan la existencia de 42 demandas de anulación de operaciones con las que la inmobiliaria, que se encuentra en un proceso de insolvencia, intentó pagar y resarcir a sus acreedores, entre los que figuran numerosas entidades financieras.