El gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, considera que los precios han alcanzado 'niveles muy excesivos' fuera de los objetivos de estabilidad establecidos por el Banco Central Europeo. El índice de precios al consumo armonizado de marzo para la zona euro subi un 3,5%, siendo este resultado un récord histórico desde el lanzamiento de la moneda nica europea, lo que puede añadir presión al Banco Central Europeo al que le preocupan las tensiones inflacionistas. El objetivo del BCE para la zona euro es del 2% como máximo.