Christian Noyer, miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo, dijo el jueves que los planes de estímulo elaborados por los países occidentales para combatir la crisis económica deben incluir ayudas para los países más pobres. En declaraciones durante una conferencia en el Club de París, Noyer señaló que "es vital a corto plazo subsanar colectivamente la súbita desaparición de los fondos privados" para los países en desarrollo.
Los países en vías de desarrollo que tienen finanzas públicas saneadas han demostrado mayor resistencia a la crisis económica, agregó.