Los bancos centrales nacionales de la zona euro comprarán la mayor parte de los bonos "covered" como parte del programa del Banco Central Europeo de 60.000 millones de euros, según citas del consejero Ewald Nowotny. "Las compras de los bonos las realizarán principalmente los bancos centrales nacionales y una pequeña cuota será para el BCE", expresó Nowotny en una entrevista con Bloomberg. "El proceso de compra como tal debe realizarse en el plazo de un año y la duración de los bonos debe ser hasta un máximo de cinco años. Dentro de este plazo, cada banco central será libre pero la intención es conservarlos".