Novartis comprará el grupo estadounidense Protez Pharmaceuticals y los derechos de distribución en Europa y Norteamérica del antibiótico PZ-601 por un importe de hasta 400 millones de dólares. En un principio Novartis pagará 100 millones de dólares, a los que se sumarían hasta 300 millones más dependiendo del éxito del fármaco. El PZ-601, que se encuentra actualmente en ensayos clínicos de Fase II, es un nuevo antibiótico que se emplea en el tratamiento de infecciones con riesgo de muerte causadas por las bacterias Gram positiva y negativa.