La aerolínea Northwest anunció que reducirá en un 8% su personal, lo que equivale a 2.500 empleos, como parte de su plan hacer frente a "la carrera alcista sin precedentes" del precio del petróleo. Northwest añadió en un comunicado que imitará a otras aerolíneas en la aplicación de recargos sobre la primera maleta facturada por sus clientes, así como sobre los boletos que se conceden a los pasajeros frecuentes por medio de programas de fidelización. "Nuestros gastos en carburantes se han más que duplicado en el último año. Para gestionar esta situación sin precedentes, tenemos que tomar medidas, tanto en el sentido del control de costes como en el del incremento de los ingresos", justificó el presidente y consejero delegado de Northwest, Doug Steenland, sobre esas medidas.