El banco británico Northern Rock, en crisis desde hace casi un mes por problemas de liquidez, estudia la posibilidad de mantenerse como una entidad independiente usando un crédito de 10.000 millones de libras (unos 14.500 millones de euros) facilitado por el banco estadounidense Citigroup. Según el diario Financial Times, Citigroup también negocia financiación adicional para posibles compradores del banco. Una de las opciones que se consideran es la idoneidad del equipo directivo encabezado por Adam Applegarth, consejero delegado del Northern Rock, para utilizar los recursos facilitados por el grupo estadounidense y estabilizar la compañía. La entidad con sede en Newscastle (noreste de Inglaterra) debe refinanciar una deuda de 14.000 millones de libras a corto y medio plazo durante los próximos doce meses.