Nomura aumenta el precio objetivo de Iberdrola hasta los 8 euros desde los 7,5 euros anteriores y mantiene su recomendación de neutral después de que la compañía presentara sus resultados del primer trimestre.