El mayor fabricante del teléfonos móviles del mundo, Nokia, y el líder del mercado en microprocesadores, Intel, han llegado a un acuerdo estratégico para el desarrollo conjunto de tecnologías para la telefonía móvil. Según informó hoy la multinacional finlandesa, el acuerdo pretende la creación de nuevos dispositivos móviles que incluyen chips de Intel, con un rendimiento informático más avanzado y mejora de rendimiento de las conexiones a Internet, aunque no habló de fechas de lanzamientos ni especificó las características de los nuevos productos.