Una de las compañías más castigadas a largo plazo pero que, a día de hoy, muestra una de los mejores estructuras de rebote.

Por un lado encontramos amplias divergencias alcistas en el indicador MACD que comienza a recuperar su banda 0 y el número de transacciones (ver histograma inferior) se encuentra marcando máximos de los últimos años.

La superación de 4,40 confirmaría una formación chartista de hombro – cabeza – hombro invertido (H-C-H) y dejaría amplio recorrido al precio que no encontraría resistencia significativa hasta 5,42. Por la parte inferior el nivel a vigilar es el mínimo significativo más próximo que se encuentra en 3,80.

Nokia en gráfico diario