Nokia prevé vender más de 500 millones de teléfonos móviles a nivel mundial en 2010, lo que representa cerca de un 40% de la cuota de mercado, según señaló el vicepresidente ejecutivo de Nokia y director de la unidad de teléfonos móviles, Rick Simonson, en una entrevista al diario 'The Economic Times'. El directivo reconoció que el fabricante de móviles ha perdido terreno en el segmento de 'smartphone' en los últimos 18 meses, aunque precisó que el descenso se ha paralizado y que los datos se han estabilizado en el segundo y tercer trimestres de 2009.