Nokia, el mayor fabricante mundial de teléfonos móviles, ha pronosticado este martes que el valor total de las ventas de terminales en el sector, calculadas en euros, podría caer en 2008. El anuncio provocaba que sus acciones se desplomaran un 13% y arrastraba a otras compañías del sector. "El cambio de nuestra estimación del crecimiento de valor del mercado refleja principalmente el impacto negativo del reciente debilitamiento del dólar, la desaceleración de la economía estadounidense y una potencial ralentización en Europa", afirmó la empresa.
La caída mayor a la esperada de su precio medio de venta de teléfonos también lastraba las acciones, según los expertos. Nokia no es la primera compañía del sector que alerta de una caída de las ventas por la ralentización del consumo, Sony Ericsson ya lo hizo hace un mes. El anuncio de Nokia lastraba la cotización de las principales telecos europeas. France Telecom (-1.07 / -5.11%) cedía un 4,55%, Deutsche Telekom (-0.19 / -1.68%) descendía un 2,21% y Telefónica (-0.27 / -1.43%) perdía un 1,8%. Caída de ventas en EEUU Las ventas de la compañía cayeron en el primer trimestre un 45,8% respecto al mismo periodo del año anterior en EEUU, aunque ese descenso fue compensado con creces por los fuertes incrementos en en Latinoamérica, Asia y África. Pese a todo, los beneficios aumentaron un 25%, en línea con lo esperado por los expertos, hasta los 1.222 millones de euros. Entre enero y marzo, Nokia ha vendido 115,5 millones de teléfonos móviles en todo el mundo, un 27% más que en el mismo trimestre de 2007, lo que le ha otorgado una cuota de mercado del 39%, tres puntos más que hace un año. "Probablemente el mercado está preocupado de que ahora hable de un leve descenso del mercado de teléfonos móviles, pero dada la cotización del dólar, esto probablemente no sea una sorpresa", afirma Peter Knox, analista de Pali International. El precio medio de venta de móviles cayó a 79 euros, desde los 83 euros del trimestre previo y a los 81 euros que preveían los analistas.