No hay necesidad de poner en marcha en Francia un segundo plan de estímulo económico, aunque aún no se descartan medidas específicas adicionales, indicó el miércoles Patrick Devedjian, ministro del plan, en una entrevista para una emisora de radio. En declaraciones a Europe 1, Devedjian señaló que Francia ha invertido 13.200 millones de euros de los 26.000 millones de euros de su plan de estímulo económico.  También dijo que no es partidario de poner fin al programa estatal de achatarramiento de automóviles a finales de diciembre de 2009, como prevé el presupuesto.  Devedjian dijo que está a favor de ampliar el programa al menos un año y reducir gradualmente las bonificaciones en efectivo que reciben los hogares por achatarrar sus coches viejos.