Nissan presentará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en abril si el plan de prejubilaciones y de bajas voluntarias vigente no resulta suficiente, como parece que va a ocurrir, para dar salida al excedente de más de 1.400 trabajadores que la multinacional tiene en las plantas de Barcelona. Por ahora, unos 400 empleados se han apuntado o interesado por el plan de bajas incentivadas, cuyo plazo de inscripción acaba el próximo martes, 31 de marzo, mientras que otros 160 operarios se han acogido al plan de prejubilaciones para mayores de 55 años. Ello significa, pues, que Nissan sigue teniendo un sobrante de más de 800 trabajadores, pese a que está agotando las medidas pactadas con los sindicatos para cubrir este excedente de manera no traumática.