El presidente de Nissan, Carlos Ghosn, anunció hoy que la multinacional nipona exportará vehículos desde Estados Unidos a otros "países dólar" como Estados Unidos para aumentar el ratio de utilización de sus plantas norteamericanas y para hacer frente al efecto negativo derivado de la debilidad del dólar frente al yen. Carlos Ghosn indicó que, pese a la baja utilización de la capacidad productiva de sus plantas estadounidenses, que se sitúa entre el 60% y el 70%, y a la fortaleza del yen, conseguirá que sus operaciones en Norteamérica sigan siendo rentables. "No creo que la utilización de la capacidad productiva en Estados Unidos sea un dolor de cabeza para nosotros, porque esta producción no sólo sirve al mercado estadounidense, sino que también se destina a exportaciones", añadió.