Nissan anunció al Comité de Empresa de la factoría de Nissan en Ávila un nuevo Expediente de Regulación de Empleo que afectaría a la totalidad de la plantilla, compuesta por 647 empleados. La compañía pretende aplicar una suspensión de 75 días hasta el 31 de marzo de 2010, según fuentes sindicales. El ERE, que comenzó a negociarse esta mañana, es el cuarto que Nissan presenta para la factoría de Ávila en poco más de un año--el tercero concluirá el 31 de octubre--y en los próximos meses está previsto que se reduzca la producción. La previsión es de fabricar 9.500 unidades hasta marzo de 2010, cuando inicialmente se había fijado en 17.000 unidades.