El fabricante de cámaras fotográficas Nikon anunció hoy que entre abril y junio obtuvo una pérdida neta de 3.997 millones de yenes (29 millones de euros) y empeoró las previsiones al final del actual año fiscal.