La multinacional estadounidense Nike acordó hoy ampliar su producción de zapatillas en dos fábricas subcontratadas indonesias que emplean a 14.000 trabajadores al menos durante los próximos 18 meses, después de recibir garantías de su proveedor local sobre la calidad y distribución futura. La firma estadounidense había anunciado recientemente su intención de dejar de trabajar con estos dos proveedores, dejando sin empleo a estas 14.000 personas, que protagonizaron protestas callejeras al ver peligrar su medio de vida y acusando a la empresa de mentirles.