Nicolás Correa ha registrado un beneficio neto de 1,68 millones de euros en los primeros nueve meses, frente al saldo negativo de 1,74 millones del año anterior, lo que supone una mejora que 'se espera, al menos' se mantenga en el cuarto trimestre, según a informado el grupo. La cifra de negocio aumentó un 46% hasta 65,9 millones, un repunte que 'se verá reforzado' en los próximos meses con la entrega de los pedidos en cartera y en avanzado estado de fabricación, explica la compañía. Por su parte el ebitda ha ascendido de una pérdida de 0,9 millones a un beneficio de 2,9 millones en el primer semestre.