La deuda por 85 millones de dólares que la empresa española Unión Fenosa, encargada de distribuir la energía en Nicaragua, tiene con el Estado y generadoras privadas es "insostenible", según el presidente nicaragüense, Daniel Ortega. El líder sandinista, que sostuvo un encuentro por más de cuatro horas con los representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), ha afirmado que Unión Fenosa debe 50 millones de dólares al Estado y 35 millones de dólares a las generadores de capital privado.