BPI dice que la posibilidad de que NH Hoteles participe en movimientos de consolidación en el sector podría aumentar el ángulo especulativo de la compañía, al verla más como posible objeto de compra que como comprador. Destaca el optimismo del presidente de que lo peor de la crisis podría haber pasado ya para la compañía y sobre la posibilidad de añadir hoteles a su cartera en 2010. Recomienda vender y sitúa precio objetivo en 3,40 euros.