El grupo japonés NEC ha cerrado la compra de la compañía estadounidense de software NetCracker Technology por 300 millones de dólares en una operación cuyo objetivo es expandir en el extranjero su negocio de sistemas de tecnologías de la información y redes.