Mutua Madrileña manifiesta su confianza en los gestores de ambas compañías y su fundada creencia en que las cotizaciones de sus acciones no reflejan las favorables expectativas que sobre ellas existen.No obstante, Mutua reconoce que en su última reunión del consejo de administración 'creó una Comisión de Inversiones con el fin de hacer una política activa y diligente de sus inversiones financieras'.La
cartera de renta variable de Mutua Madrileña supone el 20% de sus activos, según Mutua, "lo que representa una distribución del riesgo muy equilibrada y que se compara adecuadamente con los estándares mundiales de las empresas de seguros, aunque no necesariamente con los de las sucursales nacionales de las empresas matrices".