El grupo Acerinox obtuvo un beneficio neto de 210,2 millones en el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 807,5% con respecto al mismo periodo de 2006, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Este supone el segundo mejor resultado trimestral de la historia del grupo, impulsado en gran parte por una demanda sostenida en los mercados del acero inoxidable. La facturación hasta marzo alcanzó los 2.143,5 millones de euros, un 84% más a la del ejercicio anterior, mientras que el resultado antes de impuestos fue 331 millones de euros, un 840% más.