Portugal Telecom (PT), el antiguo monopolio luso de las comunicaciones controlado aún de forma indirecta por el Estado, ha sido multado hoy con 45 millones de euros por abuso de posición dominante en su oferta de servicios de Internet. Una antigua subsidiaria de PT, Zon, separada de la casa matriz hace dos años por exigencias del regulador del mercado, también ha sido multada en el mismo proceso, en este caso con ocho millones de euros, por sus ofertas de banda ancha cuando formaba parte del mayor grupo luso de telecomunicaciones.