Motorola suspendió la subasta de su mayor división comercial mientras la compañía reconsidera su último plan de escisión, según fuentes cercanas a la situación.  La medida se tomó debido a que las ofertas por la división de movilidad y redes para el hogar de la compañía fueron inferiores a lo que se anticipaba. La división registró en 2008 ventas por 10.100 millones de dólares.