Morgan Stanley informó que registró en el cuarto trimestre de su año fiscal una pérdida de 3.590 millones de dólares, o 3,61 dólares por acción, comparada con el beneficio neto de 2.210 millones de dólares, o 2,08 dólares por acción diluida, en el mismo período del año anterior. Los resultados reflejan reducciones del valor en libros de activos vinculados a hipotecas por 5.700 millones de dólares, además de la disminución del valor en libros de 3.700 millones de dólares asumido hasta el 31 de octubre, que fue anunciado el 7 de noviembre.
El ajuste negativo total del cuarto trimestre debido a la exposición hipotecaria fue de alrededor de 9.400 millones de dólares. El presidente ejecutivo de Morgan Stanley, John Mack, dijo que la reducción de valores en libros de 9.400 millones de dólares es "profundamente decepcionante". En un comunicado, el ejecutivo señaló que no planea aceptar una bonificación por el 2007. Además, Morgan Stanley informó el miércoles que alcanzó un acuerdo con China Investment Corp. para emitir capital nuevo por alrededor de US$5.000 millones a través de unidades patrimoniales con conversión obligatoria en acciones comunes. La propiedad pasiva total de China Investment en acciones comunes de Morgan Stanley, incluyendo la conversión de las unidades patrimoniales, será del 9,9% o menos del total de las acciones en circulación, señaló la compañía.