Las declaraciones de ejecuciones de hipotecas en Estados Unidos aumentaron un 68% en noviembre frente al mismo mes del año pasado, pero disminuyeron un 10% en relación a octubre, lo que constituye una nueva señal de que la actividad general de ejecuciones podría haber alcanzado un tope para el año, señaló una firma de análisis.
El presidente ejecutivo de RealtyTrac Inc., James J. Saccacio, dijo que la caída del 10% en noviembre frente a octubre fue el primer descenso mensual de dos dígitos desde abril del 2006. El descenso secuencial "podría indicar que la actividad de ejecuciones ha alcanzado su tope para el año, pero la verdadera prueba para ver si se mantendrá este techo se presentará al inicio del próximo año, cuando anticipamos un aumento estacional en las declaraciones de ejecuciones y otra posible ola de ajustes en las hipotecas podría ejercer más presión sobre el mercado de la vivienda", agregó Saccacio. Según RealtyTrac, que tiene su sede en Irvine, California, un total de 201.950 declaraciones de ejecuciones -que incluyen notificaciones de incumplimiento, de venta mediante subasta e incautaciones bancarias- fueron reportadas en noviembre. La tasa nacional de ejecuciones en el mes fue de una por cada 617 hogares. El mes pasado, RealtyTrac proporcionó estadísticas que mostraron que las declaraciones de ejecución aumentaron un 94% frente al año anterior, pero ascendieron un 2% en relación a septiembre.