Morgan Stanley ha decidido rebajar la recomendación de Vueling desde "igual ponderación" hasta "infraponderar". Los pobres resultados y las dudas que genera su sector, dada la alta competencia y un negocio a desarrollar, ha convertido las acciones de la aerolínea low cost en las más penalizadas. Los títulos de Vueling en 2007 han cedido un 61.5% y cerraron ayer en los 12.59 euros, lejos de los 30 euros de su OPV de diciembre.