Morgan Stanley subió el lunes el precio objetivo de Repsol a 23,50 desde 20 euros, con una recomendación de "sobreponderar". El viernes, Repsol cerró la sesión de bolsa con una cotización de 18,60 euros por acción.