La firma de inversión señala que la compañía presidida por Antonio Brufau había tenido muy buen comportamiento desde mayo, superando la rentabilidad del sector en un 15%, mientras que ahora sólo ofrece al valor de Repsol un potencial de subida del 9%. "Aunque la adquisición por Sacyr en sí misma no quite mérito al valor, en realidad tendríamos que ver un catalizador para permitirnos volver a infraponderar", señalan los analistas, que sitúan el precio objetivo de Repsol YPF en 28 euros.